Tras el verano, la piel del rostro se muestra más apagada y en ocasiones llena de manchas que le restan vitalidad y la hacen lucir menos joven. A pesar del uso de fotoprotección muy alta, nuestra piel sufre intensamente en la época estival debido a la exposición solar al alto índice UVA y a más horas de luz. Además, al daño anterior, debemos añadir la deshidratación que se produce por el cloro de las piscinas y el fuerte calor.

En la nueva colaboración de la doctora Cristina de Hoyos para la revista Chic, del diario Libertad Digital, la dermatóloga expone cómo recuperar la salud de la piel con los tratamientos dermatológicos más adecuados. Todo el artículo lo podéis leer aquí.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar