Pese a que ya estamos concienciados sobre la importancia de proteger nuestra piel de la radiación solar, parece que nos olvidamos de esto durante los meses de invierno, pues pensamos que por no hacer el mismo calor, el sol no está dañando nuestra piel. ¡Error! Te explicamos por qué es necesario utilizar fotoprotector solar también en los meses de frío.

Nos exponemos al sol en la mayoría de las actividades que realizamos durante el día: mientras conducimos de casa al trabajo o del trabajo a casa, cuando salimos a desayunar y nos sentamos en una terraza a tomar un café, cuando caminamos para ir a buscar a los peques al cole, o cuando quedamos para hacer algo de deporte después del trabajo. El fin de semana las horas de exposición aumentan: paseos relajados por el parque, deportes al aire libre, barbacoas en casa de los amigos, escapadas a la playa o la montaña o viajes a las ciudades que merece la pena visitar en invierno…

La aparición de manchas y arrugas sólo es uno de los motivos por los que debemos proteger nuestra piel también en invierno. ¿Más motivos? nos lo cuenta la dermatóloga y directora de Clínicas Ceta, Cristina de Hoyos en una nueva colaboración para Enfemenino, aquí.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar