Aunque desde hace años ya hay productos en el mercado que contienen altas concentraciones de proteoglicanos en su composición, tal y como nos recuerda Cristina de Hoyos, dermatóloga y directora médica de Clínicas Ceta, las ampollas concentradas de proteoglicanos son algo más recientes y, sobre todo, es ahora cuando con más insistencia se está hablando de ellas. Pero, ¿cómo funcionan? Según la experta de Clínicas Ceta, “tienen varias funciones que en el interior de la piel son importantes, entre ellas mantener la hidratación cutánea y favorecer el anclaje de las fibras de colágeno permitiendo la elasticidad de la piel”.

Toda la información sobre las ampollas de proteoglicanos en la nueva colaboración en Vogue.

¿Hablamos?